Que el marketing y la publicidad en el deporte son como el agua de necesaria para las personas, no lo vamos a descubrir en este post. Ahora bien, ¿Por qué existe tanta diferencia entre la inversión en marketing y publicidad de las empresas en deportistas masculinos y femeninos?

No vamos a negar lo obvio  y es que el deporte masculino goza de mayor seguimiento entre los medios de comunicación y aficionados, un hecho que se traduce en el  mayor interés de las marcas por los chicos. Pero no por ello dejan de ser destacables algunos éxitos del deporte femenino, que además superan con mucho lo que sus compañeros del género opuesto han sido capaces de lograr hasta el momento.  La bicampeona del mundo de Bádminton, Carolina Marín es una referencia que a todos se nos viene a la mente. Generalmente pertenecen a disciplinas minoritarias lo que contribuye a reducir el foco de atención en ellas, pero encarnan una fuente de valores que bien comunicados y potenciados podrían asociarse a las marcas con gran éxito.

Un ejemplo clarificador de las grandes desigualdades es el tenis. A pesar de que es un deporte, al contrario que otros,  que cuenta con circuitos muy profesionalizados tanto en chicos como chicas, en el que además las féminas gozan de reconocimiento por una amplia parte de público. Pues bien…hace no muchos años, las tenistas se unieron y lanzaron un órdago a la WTA,  consiguiendo que se equilibraran los premios y se acercaran a los obtenidos por los tenistas en el circuito masculino de la ATP, incluso igualándolos en grandes torneos (como Roland Garros o Wimbledon).

Analizando la situación del tenis español a lo largo de 2014, existían casi 24.000 licencias femeninas para la práctica del tenis frente a las casi 52.000 masculinas. Aproximadamente la mitad (Fte. CSD).  Si seguimos comparando, este año, en el top10 de ATP, España cuenta con dos tenistas por todos bien conocidos, Rafa Nadal y David Ferrer. Mientras que en el top10 de la WTA también aparecen dos tenistas españolas, Garbiñe Muguruza y Carla Suarez.

Sin duda, si comparamos ingresos por patrocinios entre unos y otras, los resultados no serán los mismos y los chicos obtendrán una clara ventaja frente a las chicas. ¿Por qué sigue costando tanto que las empresas apuesten en sus estrategias de marketing por deportistas femeninas? En otros ámbitos no existe tanta diferencia: cine, música, periodismo…

Determinamos por tanto que una deportista femenina debe de esforzarse mucho en invertir en su propio branding para:

  • Dotar de valor a su figura como deportista a medio-largo plazo.
  • Crear un activo en alza para sus patrocinadores, sus agentes y por supuesto ella misma.
  • Generar atractivo para los medios de comunicación y las propias marcas, que ven coherencia y beneficio mutuo.

En resumen, trabajar muy bien su marca personal, gestionar de forma óptima su comunicación y sobre todo tener historias que contar trabajando el aspecto emocional y llegando a su comunidad de fans con retos y sentimientos.

¿Qué canales podemos usar para conseguirlo?

 

Web

Redes Sociales

Plan de Comunicación

 

  1. WEB

La Web es una apertura al mundo digital, ese mundo donde nada queda en el olvido y donde tan importante es mantener cuidada la reputación deportiva y personal.

Un lugar donde mostrar toda la información de su día a día, sus logros, sus inquietudes, sus novedades, sus alegrías, su sacrificio…

  1. Redes Sociales

Dotar de información deportiva y personal

Diferenciar el uso de las redes sociales. No todas tienen el mismo público y por tanto hay que cuidar el texto del mensaje distinguiendo según red social.

Cuidar la atención a los fans. Las redes sociales son el lugar donde pueden intercambiar conversaciones, impresiones, donde el fan se siente querido y respetado por su ídolo.

  1. Plan de Comunicación

Mantener fluida y activa relación con los medios ayuda a mejorar la imagen y percepción del deportista entre sus seguidores, instituciones y sociedad en general.

Una relación que debe perseguir la vertiente deportiva y la personal fuera del ejercicio profesional del deportista.

Se trata de transmitir valores y cualidades positivas en cada una de sus intervenciones públicas.

 

En definitiva, se trata de usar los canales que las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición para mejorar la imagen y notoriedad, a fin de ganarnos la confianza de fans y la visibilidad que necesitan los patrocinadores.

 

Post escrito por Francisco Jordán

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies