Ya hace unas semanas que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció aceptando el “derecho al olvido en Internet”.

Para ello, Google ofrece a todo el mundo un formulario de Solicitud de retirada de resultados de búsqueda en virtud de la Normativa Europea de Protección de Datos, mediante el que todo aquel usuario que crea que sus derechos están siendo vulnerados, puede solicitar que se dejen de mostrar aquellos enlaces en los que aparecería información personal.

Pero OJO, no serán todos los datos los que desaparezcan.

Google revisará una a una las peticiones y los datos serán eliminados siempre y cuando la información sea perjudicial para la persona, además de que sea irrelevante para el resto de las personas. El buscador debe de considerar que los datos son “inadecuados, no pertinentes o ya no pertinentes, o excesivos desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados.”

Para que desde el buscador puedan verificar que tanto la información a eliminar solicitada, como la persona que hace la solicitud existen, el usuario debe enviar los enlaces que pretende que sean retirados y una serie de datos personales que también encontraréis en el enlace al formulario.

Nos gustaría que nos dierais vuestra opinión sobre algunos aspectos que quedan en el aire tras la sentencia:

¿Cómo afectará a la reputación digital de las personas si la información obtenida esta sesgada?

¿Qué prevalece, el derecho a la intimidad o el derecho a la información?

¿Son realmente los buscadores en general, responsables de los contenidos que existen en Internet?

¿Deben ocultar esos datos sensibles de los resultados de búsqueda?

 

Post escrito por Francisco Jordán

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies