Toda compañía, por pequeña o grande que sea, NECESITA mantener una identidad corporativa. Y no nos referimos a un logo, una tipografía, unos colores, sino a un sentimiento de pertenencia, de cultura, de identificación.

Como imagináis, cada empresa tiene una identidad distinta y por tanto, emite o trasmite una imagen distinta al resto. Una imagen que puede ser de unidad, de orgullo, de equipo, o bien de personalismos y desarraigo empresarial.

¿Podemos trabajar la identidad corporativa? No, no sólo podemos… debemos hacerlo.

La cultura empresarial, el orgullo de pertenecer a una empresa, hay que cultivarlo, regarlo y dejar que crezca en las mejores condiciones posibles. A ese proceso, si podemos ayudarle mediante algún aditivo pues mucho mejor ¿no?

Veamos cuales son los mejores condimentos que una empresa necesita para trabajar la identidad corporativa entre su equipo.

  1. En primer lugar el respeto. Respeto entre compañeros, respeto de los jefes al equipo y del equipo a los jefes.
    • Sonríe, pide las cosas por favor, ofrece un gracias, da los buenos días al llegar y despídete del equipo al salir del trabajo.
    • Valora el trabajo de tus compañeros. Ellos valorarán el tuyo.
    • Si no estás de acuerdo con algo, aporta valor, aporta soluciones distintas. La queja o crítica si no va acompañada de opciones distintas ¿de qué sirve?
  1. Confianza en el equipo.
    • Transmite confianza en el equipo. Cree en el equipo y el equipo creerá en ti, creerá en la empresa.
    • Ofrece confianza a través de otorgar cierta autonomía en las áreas de trabajo. Aumenta la satisfacción y la productividad. Ojo, la autonomía para tomar decisiones conlleva la responsabilidad de asumirlas si son equivocadas.
  1. Ambiente de trabajo. Mejorar el ambiente de trabajo ayuda y mucho. Si te encuentras a gusto en un lugar seguro que tu predisposición al trabajo es mucho mejor, si el ambiente es agradable, la productividad mejora.
    • No estamos diciendo que llenes de flores los espacios de trabajo, aunque si te gusta…
    • Espacios luminosos, colores suaves, decoración sencilla son algunas de las claves que ayudan a mantener la concentración, a no distraerse.
  1. Comunicación Interna. Si eres una pequeña empresa, la comunicación interna es relativamente sencilla, mantienes informado al equipo de los logros, penas y alegrías. Pero si eres mediano o grande, la comunicación interna se puede complicar.

 

Necesitarás herramientas, planificación, estrategia… hazlo, trabájala, tu equipo y tu empresa notarán los resultados en un corto plazo mejorando el sentimiento de identidad corporativa.

  • Si haces un mailing a tus clientes, haz otro a tus empleados.
  • Consigue beneficios con terceros a tu equipo. Si bien a la empresa puede no costarle nada o muy poco, para el equipo saber que la empresa se preocupa por ellos es muy importante.
  • Realiza jornadas de empresa, llévatelos a hacer actividades de grupo, retos, haz equipo.
  • Si no puedes permitírtelo porque el tamaño de la empresa no lo posibilita, plantéate ir de vez en cuando de afterwork con el equipo, invita a una ronda. Estar con el equipo fuera del puesto de trabajo hace que fortalezcan vínculos fuera de lo meramente profesional, sin duda ayuda a mejorar el ambiente en el trabajo.

Siguiendo estos puntos no te garantizamos que vayas a construir tu marca en dos días, pero con estos valores, seguro que a medio plazo todo aquel que pase por la empresa o bien oiga hablar de ella, seguro que obtendrá buenas opiniones, tu imagen habrá mejorado y probablemente hasta tu negocio crezca.

Tanto si os ha gustado como si no, esperamos vuestras valoraciones y por supuesto, estamos deseando leer vuestras aportaciones al post. Siempre positivo 😉

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies