Si ya has llegado a la conclusión que vas a pasar a la acción y gestionar tus anuncios en redes sociales – o los de algún cliente – ¡enhorabuena! Saber cómo dirigir una buena campaña de publicidad en social media puede reportarte resultados muy positivos además de las múltiples variantes y ventajas que las herramientas nos permiten hacer ya. Pero antes de ponerte con ello, no te precipites y tómate unos minutos para repasar estos 10 mandamientos sobre la publicidad en social media y si ya los has tenido en cuenta

  1. Elegir un OBJETIVO

Básico, como en cualquier estrategia, saber qué buscas y que esperas obtener luego te permitirá analizar si la inversión realizada  te ha acercado al resultado.

Recuerda que los objetivos siempre deben ser S.M.A.R.T

-Specific=específico. Y cuanto más concretes, mejor podrás saber luego si lo has conseguido o no

– Measurable= medible. Hoy en día es difícil no poder medir los resultados de una campaña o acción on line con la gran cantidad de información que las herramientas adecuadas nos pueden proporcionar. Por tanto plantéate cómo vas a poder medir si has llegado a esa meta o no.

-Attainable= Alcanzable. Evitemos frustraciones, no hay que dejar de ser ambicioso pero también ser consciente de lo que podemos llegar a conseguir.

– Realist= Realista. En la línea de lo que acabamos de comentar, deben ser objetivos alineados con nuestro negocio, público y posibilidades.

– Timely = Definidos en un determinado tiempo. En este caso vendrá dado por la duración de la campaña en sí

 

  1. Elige el tipo de anuncio más adecuado

Una vez tenemos claro qué buscamos y hemos definido el objetivo, toca escoger qué plataforma/s vamos a utilizar y qué opciones dentro de esas distintas herramientas que tenemos a nuestra disposición van a ser las que puedan permitirnos alcanzar nuestra meta; actualmente contamos con multitud de opciones en cada red social, asegúrate de que escoges bien cuál es la más adecuada.

 

  1. Define el target de público al que te diriges

 

Saber el público al que nos dirigimos también nos ayudará a la hora de escoger la herramienta adecuada; en cada red social prima una tipología de público diferente, al que se le habla de forma diferente y seguramente si te publicitas en varias plataformas deberás ajustar tu mensaje y contenidos a las mismas en función del público que va a leer ese mensaje.

Por otro lado es muy recomendable que revises tus estadísticas para ver qué tipo de público tienes en cada una ¿mayoritariamente femenino? ¿de qué edad? Hay muchos factores que pueden afectar a la forma en que realices esa publicidad.

 

  1. Ajusta el presupuesto al objetivo

 

El presupuesto es casi siempre el principal problema a la hora de planificar las campañas de publicidad porque muchas veces nos viene impuesto y no podemos saltarnos las indicaciones del cliente. Lo deseable sería poder cubrir el target que hemos especificado en el apartado anterior pero a veces es demasiado extenso, por esta razón,  es mucho mejor primero ajustar al máximo ese target gracias a las opciones de segmentación que nos brindan hoy en día las herramientas publicitarias y realizar varios anuncios diferenciados en función de esa segmentación realizada.

Si no tenemos presupuesto para acometer todos nuestros públicos objetivo, establece un orden de prioridad, pero segmenta al máximo  ¡hay muchas opciones!

 

  1. Calendariza las campañas

¿Has revisado tus estadísticas? ¿conoces en qué días/horas dispones de mayor audiencia? Pues aplica tus conocimientos ahora, y programa las campañas para que tengan el máximo impacto posible, con las  opciones de las que disponemos actualmente hasta la programación por horas es posible ¡utilízala y asegúrate de que inviertes hasta el último céntimo en el horario adecuado donde tu audiencia va a estar disponible!

 

  1. Estudia y repasa los KPI’s

 

Es importante que a priori definas tú y tu clientes qué KPI’s vais a analizar para saber cuál ha sido el resultado de la campaña.  Una vez los tengas definidos averigua si con los informes que te proporciona cada herramienta vas a lograr obtener esos resultados o si necesitas alguna herramienta extra para realizar una buena evaluación.
Es interesante que durante la campaña también puedas ir revisando resultados para poder modificar ciertos parámetros o incluso paralizar alguna campaña para dar más presupuesto a la que sí que está funcionando mejor o incluso activar una nueva  porque no está funcionando bien.

 

  1. Crea llamadas con “punch”

 

Las llamadas a la acción (CTA’s) son una de las variables fundamentales  a la hora de que nuestra campaña tenga éxito o no. Sé creativo, huye de las formas tradicionales y aburridas – aunque siempre debemos tener en cuenta el lenguaje que utiliza nuestro público objetivo, claro – pero el intentar desmarcarnos de la competencia puede dar resultados muy positivos.

Crea varias campañas cada una con un CTA diferente y testea cuál de ellos le gusta más a tu público, te servirá para ir aprendiendo para campañas posteriores.

 

  1. Activa la campaña

 

A por ello, ya lo tienes todo claro, has seguido los pasos, revisa uno por uno que todo es correcto y dale al botón: hay que ir aprendiendo y perfeccionando y cada campaña que lances es una experiencia de la que seguro vas a poder aprender muchas cosas. ¡Disfruta!

 

  1. Mide y evalúa

Como hemos dicho antes, el medir no sólo se hace al final, no es recomendable que nos desentendamos de la campaña porque ya le hemos dado al botón de lanzar y ya recogeremos datos, no, durante la misma en algunos casos podemos ir modificando parámetros si es necesario, así que ¡hazlo! Si lo dejamos para el final y el resultado ha sido un desastre ya no tendremos tiempo de arreglar nada.
Una vez finalizada la campaña, retomamos el tema de los Kpi’s: analizamos números, comparamos en su caso con el objetivo fijado y analizamos la desviación e incluso podemos tomar de referencia campañas anteriores para comprobar si vamos haciendo las cosas mejor o si la respuesta de los usuarios también es mejor, eso siempre será una buena señal de que estamos haciendo las cosas bien.
No olvides que analizar los resultados es una de las partes fundamentales de cada campaña así que tómate tu tiempo en hacerlo a conciencia.

 

  1. Optimiza, optimiza y optimiza

    Optimiza no sólo en la siguiente oportunidad, optimiza durante la campaña; los datos que nos ha arrojado la herramienta son de gran valor para aprender sobre nuestro público, sobre lo que hemos hecho bien o mal y rectificar, tomar decisiones y reorganizar las cosas. Este punto aunque es el último en aparecer debe ser una constante en bucle a la hora de iniciar el proceso de creación de cada campaña, debemos intentar siempre hacerlo mejor, tener más éxito, poder segmentar nuestro público mejor, redactar mejor nuestros mensajes, incluir las CTA’s en mejor posición y que consigan más conversiones… se trata de un aprendizaje continuo que debemos ir poniendo en práctica en cada ocasión.

 

¿Y tu? ¿Añadirías algún punto más?

10 mandamientos publicidad en social media

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies